Una innovadora academia irrumpe en la provincia para introducir a los tucumanos en la industria del software

“Es increíble la cantidad de trabajo que hay en la industria y que no puede ser ocupado porque las personas no están capacitadas” asegura uno de los ideólogos de esta institución que contará con un moderno establecimiento y a la cual podrán asistir personas con y sin experiencia.

Image description

“Cambiá tu futuro, aprendé a programar desde cero y sumate a la industria con mayor crecimiento” reza el lema con el que la innovadora academia de programación tucumana recibe a sus visitantes en la web. Rolling Code School es un centro de programación y desarrollo de habilidades y conocimientos que capacitará  para introducir a los tucumanos en una industria tan demandada.

Walter Esteban Juárez Rivas, uno de los fundadores, dialogó con IN Tucumán y le comentó la inquietud que lo llevó a establecer este nuevo emprendimiento: “Nosotros iniciamos con la aplicación Tengo Free Studio, hace más de cinco años. Con el correr del tiempo, y a medida que íbamos creciendo, fuimos solicitando nuevos programadores como personal para nuestro equipo de trabajo y ahí vimos que muchas de las postulaciones que recibíamos eran de personas que tenían ganas de trabajar pero no el conocimiento para hacerlo”.

Esto desnudó la falta de recurso humano para este tipo de industria que, en un futuro inmediato, se convertirá en la hegemónica del mercado. “Una empresa española nos solicitó 20 desarrolladores para un trabajo en España (todo pagado por ellos) y no llegamos a conseguir esa cantidad porque no los había. Ahí me molesté un poco y pensé que no es posible que al día de hoy no haya la cantidad necesaria de personas capacitadas para cubrir estos tipos de trabajos tan demandados  actualmente” aseguró el ingeniero en sistemas.

Fue entonces cuando Walter hizo el click y, junto a sus dos socios (Pablo Frías y Jhonny Guzman), decidieron montar este emprendimiento para capacitar a las personas e integrar a esta comunidad laboral que crece a pasos agigantados y la cual “brinda mucho trabajo, pero el personal capacitado para cubrirlo es aún escaso”.

“En Rolling Code School enseñaremos a programar y desarrollaremos las habilidades de aquellas personas que ya lo vienen haciendo. Es para personas con y sin experiencia, a las cuales en nueve meses se las capacitará de manera tal que, con el conocimiento aprendido, saldrán listas para introducirse al mercado laboral de esta industria. Si los asistentes vienen y dan todo de sí para aprender, es un 90% seguro de que cuando salgan de aquí serán contratados por las empresas que demandan este tipo de puestos de trabajo en Tucumán, y que hoy son muchas” aseguró Juárez Rivas.

Los cursos (serán más de una comisión) serán dictados en 9 meses (desde abril a diciembre) y contarán con tres módulos que durarán tres meses cada uno. Los dos primeros módulos serán de teoría y práctica, mientras que el último incluirá el trabajo con un proyecto real de algunas de las empresas tucumanas de este rubro y que, además, brindará la posibilidad a los cursantes de ser contratados por las mismas en caso de que les interese el trabajo realizado.

La academia, que se encuentra ubicada en General Paz al 576, ya abrió su periodo de preinscripción y arrancará con los cursos en abril. Los interesados deben enviar su consulta entrando a la web o visitando sus redes sociales Facebook e Instagram.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: