La particular historia sobre el nacimiento de los jugos Citric, actualmente reconocidos de manera internacional

Santiago Padilla, co-fundador de la empresa, brindó detalles acerca de cómo surgió la la compañía y el crecimiento que tuvo hasta la actualidad.  

Image description

Producto de un nuevo aniversario, el número 35, la Fundación del Tucumán lanzó un novedoso ciclo de conferencias que consiste en un mano a mano con reconocidos empresarios tucumanos. En la ocasión, Santiago Padilla, co-fundador de jugos Citric, comentó cómo nació el producto que hoy es reconocido a nivel internacional. 


“No hagamos siempre lo que hacen todos, mi papá quería eso, hacer un producto diferente y más original. En el citrus tenés cinco o seis años hasta que la planta comienza a producir. Llegado el momento, comenzó a crecer la finca, exportábamos a Europa pero había temporadas donde la fruta no valía mucho y teníamos el problema de no saber qué hacer con esos descartes de frutas. Gracias a esta 'desgracia' nació Citric porque teníamos que buscar una solución a este problema”, aseguró. 

En este sentido, el empresario detalló que el negocio inició a miles de kilómetros de aquí, en una fábrica que tenía la familia en Buenos Aires. “Hicimos una pequeña inversión y arrancamos el proyecto en Avellaneda, vendíamos bidones de jugos a hoteles y bares. Así empezó Citric, con muy poquito volumen. Fue un año donde la naranja anduvo muy mal, las finanzas de la empresa eran un desastre”, señaló.  

“A la hora del lanzamiento hacíamos de todo un poco, uno manejaba la máquina, el otro la camioneta, el otro se ponía el traje y salía a vender y mi hermana se quedó en la administración. Así, entregamos el primer bidón, el 12 de abril del 2.000, el mismo día que nació mi hija. No me lo olvidó más”, detalló. 

Luego, Padilla precisó sobre el gran crecimiento que tuvo la empresa y en lo que se convirtió el día de hoy. “Citric hoy es casi una multinacional, está en muchos países, en la mayoría de países de Sudamérica, haciendo buenas cosas en China y también en Centroamérica. Este año, Citric va a cerrar con casi 30 millones de litros producidos. Venía de años de crisis en el consumo, sobre todo el año pasado. Hemos tenido años con mayor producción, pero este año hubo un crecimiento en relación al año pasado”, indicó. 

“Hay muchos tipos de jugos en el mercado. Vos tenés desde jugos en polvo, hasta jugos para diluir, a base de concentrado y directos de la fruta. En Citric, vos exprimís la naranja, pasteurizás y envasás.  Además, tenés que mantener siempre la misma calidad y son varias las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de hacer un producto que se llama NFC, es decir un jugo no hecho a base de concentrado”, agregó. 


Por otro lado, el empresario se mostró entusiasmado al develar que el consumo de este tipo de productos va en aumento y detalló cuál es la clave de la empresa para perdurar en el tiempo y diferenciarse del resto. “Son productos que vienen ganando lugar en las góndolas de todo el mundo y no cualquier empresa lo puede hacer. Se trata de mantener la fruta durante todo el año, es lo más difícil de todo y es parte del éxito de Citric, lograr que la compañía pueda tener abastecimiento de fruta todo el año”, explicó Padilla. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: