La Fundación del Tucumán viajó a Silicon Valley para capacitarse en tecnologías exponenciales

En una entrevista, el director ejecutivo Alberto Núñez brindó detalles sobre el viaje y recalcó por qué es tan importante incorporar cambios en la provincia respecto a esta temática. “Vamos a tener que reinventarnos para poder seguir vigentes a nivel laboral”, indicó.

Image description
Image description
Image description
Image description

Alberto Núñez, director ejecutivo de la Fundación del Tucumán viajó a Silicon Valley, cuyo lugar es una zona de unos 80 km de largo aproximadamente entre San Francisco hacia el norte y San José hacia el sur de California, EEUU. Este sitio se caracteriza por tener la mayor concentración de empresas de tecnología del mundo.


Aproximadamente, dos semanas implicó las visitas a empresas y organizaciones, también de reuniones y charlas con profesores universitarios y empresarios locales y, además con profesionales latinoamericanos (entre ellos varios argentinos), los cuales trabajan allí.

A su vez, Núñez tuvo la posibilidad de participar de una de las Expos más importantes de innovación a nivel mundial como la Global Summit de Singularity University.

“Allí he visto el futuro, un futuro que no es el tenebroso que les gusta presentar a las series y películas de ciencia ficción, sino uno donde la tecnología se piensa y se usa para resolver los grandes desafíos globales, y lograr que la escasez se transforme en abundancia", sostuvo.

Desde IN Tucumán se le consultó a Alberto Núñez sobre el objetivo de la Fundación de Tucumán para llevar a cabo este viaje. “Uno de los ejes estratégicos de la Fundación es instalar el tema de la innovación en las empresas por lo cual entendemos que es fundamental que los empresarios puedan ver y conocer directamente como lo están haciendo las empresas que hoy son símbolo de innovación a nivel mundial”, explicó.

Para entender ese futuro hay que comprender algunos conceptos básicos, según explica el director de la fundación:

“Hay coincidencia de que estamos inmersos en la cuarta revolución industrial: la revolución tecnológica, denominada tecnologías exponenciales. Estas se caracterizan porque sus capacidades y las aplicaciones que se hacen de las mismas, crecen muy rápidamente con el tiempo en contraposición con sus costos y su complejidad, y disminuyen también con la misma velocidad. De ahí viene su nombre para contraponerlo a lo lineal”, detalló.

Asimismo, quisimos saber en qué áreas podrían ser incorporadas estas tecnologías. “Las tecnologías exponenciales se pueden aplicar en muchos campos, quizás donde más nos impacte ver sus aplicaciones sean en áreas como la salud, la energía, el trabajo y el transporte, pero hoy ya están impactando en casi todos los aspectos de nuestra vida”, indicó.

Ante esta cuarta revolución tecnológica, Núñez nos contó sobre las ventajas y desventajas que ello implica.

“Todo cambio nos afecta y más cuando hablamos de cambios que son revolucionarios. Estamos insertos en una dinámica donde lo que va a ser permanente es el aprendizaje continuo. En todo momento nos vamos a tener que reinventar para poder seguir estando vigente a nivel laboral. Por supuesto que hay oficios y profesiones donde el impacto va a ser mayor, por el tipo de tareas que realizan, las mismas van a ser reemplazadas, y en muchos casos ya lo están siendo por robots y/o aplicaciones de software. Entonces, en ese futuro se generará seguramente desocupación de aquellos que no puedan reconvertirse o adaptarse, y eso es un tema social muy importante por el que hay que empezar desde ya a trabajar, pero por otro lado los beneficios que vamos a tener son casi inimaginables. Este tema da para charlarlo y profundizarlo bastante”, detalló.

Finalizando la entrevista, quisimos saber si nuestra provincia cuenta con herramientas para los cambios que requiere esta nueva revolución tecnológica.

“Hoy se está trabajando a nivel mundial con las nuevas tecnologías para resolver problemas básicos como es el acceso a la comida, el agua potable y salud para todos. Esto es algo que en cualquier lugar del mundo es fundamental y, en particular, en Tucumán sabemos que está muy postergado. Es importante ver cómo integrarnos al mundo y poder acceder a estos beneficios que están pensados para todos”, enfatizó.


Por último, agregó: “Pero no solo podemos aprovechar lo que se está generando, sino que también podemos prepararnos y convertirnos en parte del proceso. En este aspecto, la formación de recursos que provean, por ejemplo desarrollos de software a las empresas que están liderando, el cambio es algo no sólo pensable, sino altamente querible. Estoy convencido que esto puede instalarse como política de estado dándoles salida laboral rápida a los sectores de menores recursos. En este sentido la Universidad Tecnológica y algunas empresas privadas están encarando una tarea importante”, confió.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: