Con casi 40 años de trayectoria, la empresa Zamora Citrus se caracteriza por su compromiso de calidad, sustentabilidad y desarrollo en la producción de limones 

La empresa familiar, ubicada en Tafí Viejo inició un plan de crecimiento de producción, además de limones, de paltas y limas en su cartera comercial; asimismo, arrendando y comprando fincas. En una entrevista que accedió IN Tucumán, Florencia Zamora nos cuenta el proceso del ciclo productivo de cada fruta, los obstáculos que tuvieron que enfrentar en el período 2020-2021, y los proyectos de cara a la campaña 2022. 

Image description
Image description
Image description

Zamora Citrus (Diego Zamora e hijo SRL) es una empresa familiar, productora, empacadora y exportadora de limones, con más de 35 años en el mercado local e internacional, ubicada en Av. Constitución 1395, Tafí Viejo. 

Quienes están a cargo de la firma son: como socio gerente Juan Zamora; socia Alicia Pons; gerente general, Lilia Leggio; gerente de Comercio Exterior y Logística, Luciana Zamora y gerente de Contabilidad y Finanzas, Florencia Zamora

Inicios 

Zamora Citrus fue creada en 1984 como productora de limón para cubrir la necesidad de abastecer al mercado local de Argentina. En 1994 inició su primera exportación asociado con otras empresas, luego en 1996 puso en funcionamiento su propia planta de empaque y en el 2008 empezó a exportar, de manera directa, la fruta con marca propia. Más tarde, en el año 2011 moderniza con la última tecnología del mercado su planta de empaque, automatizando y mejorando procesos. Y en el 2015 inició un plan de crecimiento de producción de limones, aguacate (palta) y limas; asimismo, arrendando y comprando fincas.

En una entrevista que accedió IN Tucumán, Florencia Zamora nos cuenta cómo se lleva a cabo el ciclo productivo de los limones, paltas y limas que comercializa la empresa.

“El ciclo productivo de los limones, aguacates y limas empiezan en la primavera con los cuidados correspondientes de fertilización y curas preventivas, labores de desmalezado y  aplicación de herbicidas. La campaña o temporada de cosecha tiene una duración de 5 meses, entre abril y agosto de cada año. Se trasladan de finca a empaque para ser limpiados, seleccionados y empacados, y una vez con los pedidos de los clientes, se preparan las cargas para cada destino”, detalló a nuestro medio. 

Comercialización de cada producto 

Para la exportación e industria la cosecha de los limones comienza en abril hasta fines de agosto, y para el mercado interno se comercializa durante los 12 meses. En cuanto a las paltas, la cosecha es para mercado interno, sostuvo Florencia, “atento a que las plantas son jóvenes y mínima producción, se empieza en abril y finaliza a fines de agosto”, contó a IN Tucumán. Y respecto a las limas, también se comercializa en el mercado interno, y su cosecha inicia en abril y finaliza en septiembre. 

Exportación 

En el transcurso de la entrevista, le consultamos a Florencia respecto a las exportaciones que hizo la firma a China el año pasado, además le preguntamos cuáles son los destinos que comúnmente exporta la empresa y cuáles son los que proyecta para este 2022.

Zamora Citrus exportó limones a China durante el año 2020 y 2021, en pequeña cantidad: 3 contenedores el primer año y 7 contenedores el segundo año. Para nosotros es un mercado de  transit time muy largo y la fruta debe ir con tratamiento de frío, además este último año con los inconvenientes ocasionados por la pandemia, por lo que consideramos para nosotros no un destino estratégico bajo estas condiciones, tenemos que esperar la normalización de los tiempos de tránsito, disminución de los fletes para ese destino y aprender más el sistema de cuarentena de la fruta. Proyectamos fortalecer las relaciones con los mercados de EEUU, Canadá, y Europa”, comentó a nuestro medio.

Balance económico de Zamora Citrus (período 2020-2022)

Zamora Citrus ha transitado unos de los períodos más complicados en estos últimos años. La empresa ha tenido menos ingresos por dos motivos: “En el año 2020, a partir del 1° de julio se cerró el mercado de Europa por las detecciones de enfermedades cuarentenarias en los limones despachados desde el NOA, por lo que fue imposible exportar durante los meses de julio y agosto, sin poder cumplir con los contratos, y se debió enviar esa fruta preparada para exportación a industria y mínima cantidad a otros destinos diferentes de la Unión Europea. En el 2021, la pandemia ocasionó una escasez de contenedores y demoras en el transit time de más de 30 días de lo habitual, es decir destinos con 30 días de tiempo de tránsito, llegaron muchos contenedores a los 50-70 día, con las consecuencias  de no cumplimiento y pérdida de calidad de la fruta, esto sucedió en los últimos envíos a partir del 15 de julio”, amplió Florencia

Por último, la empresa proyecta para este 2022 enfocarse en el cuidado y mantenimiento de las nuevas plantaciones, además incrementar la producción de hectáreas orgánicas bajo certificación de normas de calidad. 

Cabe destacar que Zamora Citrus también está compuesto por profesionales y personal con experiencia “que forman un equipo humano, que gracias a ellos no sería posible lo que somos como empresa y familia”, finalizó Florencia Zamora

Para visitar sus redes sociales podrán ingresar a Facebook, y a Instagram. También podrán visitar su página web haciendo clic aquí

Tu opinión enriquece este artículo:

¿Adoptarías este bebé? Respiran, abren la boca y hacen pis (cómo son y cuánto cuestan los muñecos hiperrealistas que podés encargar “a medida”)

(Por Soledad Huespe) Hay gustos para todo. De eso no hay dudas. Para jugar, también. En Europa se impone una tendencia: se trata de bebés hiperrealistas hechos de silicona a pedido de cada cliente: se puede elegir el sexo, el color de ojos, de pelo y hasta de piel. El precio de cada bebé “en adopción” oscila entre los 750 y los 2.200 euros y no tenés que esperar 9 meses para tenerlo, en 2 ya está confeccionado. Impacta, ¿no?

Sano orgullo versus falsa modestia (¿es conveniente tener un perfil permanente en las redes sociales?)

(Santiago Iñiguez de Onzoño, IE University) Una parte significativa de la identidad de muchos profesionales se refleja en su actividad en las redes sociales. Se comparten fotos, opiniones, artículos, comentarios y adhesiones a las contribuciones de otros. Esto ha llevado a muchos reclutadores a examinar la presencia digital de los candidatos que aplican a puestos de trabajo en sus empresas.