Tucumanos solidarios en tiempo de pandemia: un hotel brinda comida a los más necesitados

“No me olvido la primera vez que tuve que dar la bandeja con guiso a un niño; sus manos estaban dañadas por el frío. La felicidad que le generas y el agradecimiento que cosechas por esta acción alimentan nuestras ganas de seguir haciendo este aporte solidario”, expresó una de las gerentes del establecimiento y encargada de esta iniciativa. 

Image description

Desde que estalló la pandemia de coronavirus en Tucumán, uno de los sectores más golpeados fue el hotelero, como es el caso del hotel Garden Park que está sin funcionamiento desde marzo, como muchos otros. En consecuencia, el mes pasado, se pudo observar que pusieron en venta la propiedad, ubicada en avenida Soldati 330. Ante el llamativo cartel, los tucumanos que circulaban por la zona se tomaron un momento para observar los estragos que está haciendo la pandemia en nuestra provincia. 


Pero no todo es gris ante este escenario, los efectos de la pandemia también puso al descubierto la solidaridad de los tucumanos. El “guiso solidario” que arrancó hace un mes en el hotel Garden Park  es un ejemplo de ello. La iniciativa está a cargo de tres gerentes del establecimiento: Emilia Palacios, Mónica Molloy y Ramón Urueña. Estas personas se encargan de la organización, la cocina y la distribución de las raciones para repartir a familias enteras que se acercan a recibir un plato de comida. 

“Uno se siente bien cuando realiza este tipo de acciones. Como decimos, estamos todos atravesando la misma tormenta, pero en diferentes barcos”, expresó Palacios, gerente comercial del hotel. Además enfatizó: “Una tiene que agradecer que tiene comida y techo y, aquí vienen familias enteras a buscar un plato de guiso. Contribuye a fortalecer el espíritu de colaboración”. 

Por su parte, Molloy comentó. “Había mercadería en el depósito y no sabíamos qué hacer con ella. En una reunión home office nos propusimos darle de comer a la gente que más necesita, más ahora que hace frío”. Palacios, Urueña y Molloy se levantan a las 7 de la mañana todos los martes y viernes para empezar con la elaboración de las 100 raciones de guisos que se distribuyen entre las 12.30 y las 14 en el edificio , situado al frente del Parque 9 de Julio.

“No me olvido la primera vez que tuve que dar la bandeja con guiso a un niño; sus manos estaban dañadas por el frío. La felicidad que le generas y el agradecimiento que cosechas por esta acción alimentan nuestras ganas de seguir haciendo este aporte solidario”, añadió Palacios


Por último, se pudo saber que el “guiso solidario” tal vez continúe hasta septiembre, si es que la mercadería alcanza hasta el próximo mes. Por este motivo, si conoces gente que se encuentre en situación de calle o cualquiera que lo necesite podrás aportar tu granito de arena informando sobre esta movida solidaria.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: