El bar Harris cerró sus puertas para siempre: “Tenemos un grupo de inoperantes manejando la provincia”

Ernesto Farjat, dueño del bar, no se calló nada, y apuntó contra la gestión del Gobierno de la provincia. “No hay acceso a los créditos, todo es mentira, todo es un verso. Como empresario no quiero hacer nada en este país, se terminó acá”, enfatizó. 

Image description

En las últimas horas, el bar Harris British Resto ubicado en Laprida y Mendoza cerró sus puertas debido a la pandemia. Su dueño, Ernesto Farjat, más conocido como “Corcho” se refirió a la difícil decisión que tuvo que tomar luego de 15 años de trabajo. 


“Las causas de cierre ya son conocidas, lamentablemente tenemos un grupo de inoperantes manejando la provincia, no saben cómo manejar, dirigir, no saben cómo frenar la pandemia y en vez de usar las herramientas y métodos, como cumplir con los reglamentos, con los dos metros de distanciamiento, cuatro personas, etc., y como corresponde que se cobre una multa al que no cumpla y al que cumple premiarlo dejándolo trabajar. Lamentablemente vivimos para esta gentuza, ellos pueden cerrarnos y abrirnos cuando quieran y estas son las consecuencias. 17 familias más en la calle  porque no lo voy a abrir al negocio”, expresó en tono de indignación. 

Asimismo, comentó sobre los costos de mantenimiento del local y también se refirió ante la posibilidad que se puedan abrir los bares al aire libre. “Estamos hablando de 17 sueldos, más el mío, de mi familia, más $60.000 de luz, $30.000 de gas, ingresos brutos, la municipalidad, pagamos 27 impuestos entre los servicios, más el alquiler. No nos sirven 7 o 10 meses en la vereda, tampoco nos sirve trabajar 8 horas, porque encima la gente está con miedo, sumado a toda la estupidez de la falta del transporte público en la provincia. A las seis de la tarde no queda nadie (por lo menos en mi caso, en el centro). Antes acá se trabajaba hasta las 10 u 11 de la noche cerrando con la cena. Nosotros para pagar los costos de este negocio necesitamos por lo menos trabajar dieciocho horas por día y lamentablemente cada vez era menos, y no es tan solo eso, pusieron horario corrido hasta las 18 hs y no hay ni un alma, no hay gente, murió la ciudad, está todo muerto, y sumado a lo muerto no hay acceso a los créditos, todo es mentira, siguen las mentiras de todos estos gobiernos populistas de mierda. Todo mentira, todo verso, lamentablemente tenemos unos gobernantes de cuarta”, enfatizó. 

Asimismo, comentó sobre los clientes que asistían al lugar. “Infinidad de gente famosa, gente culta, un negocio realmente bello y no tan solo eso, se van 15 años de trabajo, se van 17 familias sepultadas y este bar tiene 15 años conmigo y creo que antes era 4 o 5 años más pero bueno no es tan solo eso, sale toda la dignificación de las personas, de los que trabajamos”, comentó. 

Luego, agregó: “Seguimos manteniendo vagos, basuras de este país y de esta provincia, sobre todo que ha sido tan vapuleada, el Jardín de la República era un orgullo, hasta que se ha ido Bussi fue un orgullo, después es un asco y se lo puedo decir así, así me cueste lo que me cueste. Han venido todos los delincuentes, uno tras otro y saquearon esta provincia y hoy lo único que podemos oler es olor a mierda, las cloacas explotan en todas las esquinas, no se hizo una obra como la gente en Tucumán, lo que digan es mentira, la única autopista que tiene Tucumán la hizo Bussi de acá al Cadillal, nunca más se hizo una autopista, nunca más una ruta nueva en Tucumán, es una vergüenza y siguen jodiendo y nos siguen tirando, a los que trabajamos nos siguen molestando, siguen siendo los mismos de siempre”, precisó. 

Por último, respecto a qué hará ahora, luego de haber cerrado su local, dijo: “No sé qué haré, tengo dos hijas chiquitas a quien tengo que criar. Por el momento estamos tramitando la ciudadanía italiana por el lado de mi señora y bueno creo que nos vamos del país, yo acá no me quedo, termino todo y me voy, y lamentablemente eso es lo que logran. Le quiero decir a todos los gobernantes algo: tengan cuidado, esa misma gente que llevan hace mucho años, con la ignorancia y dándoles planes, tenga cuidado, que no sea que se le echen en contra, ojo porque esto es un búmeran”, concluyó. 


De esta manera, el bar Harris, un ícono de la gastronomía tucumana tuvo que bajar sus persianas para siempre, y es otro ejemplo que se suma en el sector, ya que semanas atrás también te habíamos informado sobre el cierre del bar Johnny B. Good en Yerba Buena  y Bigote's ubicado en 25 de mayo al 400. En este contexto, en las últimas horas, el secretario administrativo de la Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC), Oscar Cano, expresó que no tienen el número exacto, pero a diario “recibimos la consulta de nuestros afiliados dando cuenta del cierre de algún local comercial”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: