La otra cara de la pandemia: “Barras Balconeras Tucumán”, un emprendimiento que surgió como una oportunidad de negocio 

“Emprender en una época como esta nos lleva a estar en un proceso de aprendizaje constante, con errores y aciertos, buscando crecer como emprendimiento”, comentó a IN Tucumán Juan Manuel Mena Aybar, encargado de este novedoso proyecto. 

Image description
Image description
Image description
Image description

Si bien muchos tucumanos se vieron afectados por el parate de actividades en la provincia debido a la pandemia, el sector emprendedor de Tucumán puso primera para arrancar la marcha de cara a la nueva normalidad, como es el caso de “Barras Balconeras Tucumán”, un emprendimiento que surgió cuando inició la cuarentena y en la actualidad sigue cosechando sus frutos. 

Antes de la pandemia, muchos balcones de los edificios de nuestra provincia no eran muy bien aprovechados pero ahora se han convertido en el espacio destacado del hogar con la aplicación de estas “Barras Balconeras” que al parecer llegaron para quedarse y convertir a los balcones como un refugio alternativo, seguro y hasta anti pandémico. 

Este nuevo emprendimiento que se instaló en la provincia, fue muy bien recibido por los tucumanos, ya que las barras balconeras comenzaron a multiplicarse en los balcones de los edificios sin importar las dimensiones del lugar. 

Por este motivo, IN Tucumán accedió a una entrevista con Juan Manuel Mena Aybar encargado del emprendimiento tucumano “Barras Balconeras Tucumán”, quien nos contó cómo surgió esta idea, cómo están las ventas de su negocio actualmente, y cómo impactan las nuevas flexibilizaciones dispuesta por el COE en su sector. 

“Nuestra historia empieza en plena época de pandemia con esta nueva normalidad y nos propusimos tomarla como oportunidad y buscar un producto que genere valor y tenga un impacto positivo en la comunidad. En un momento en que las personas se estaban ocupando del equipamiento de sus hogares encontramos un nicho con una necesidad que nosotros podíamos potenciar, orientándonos a un lugar como el balcón casi en desuso en la mayoría de los departamentos. Entonces decidimos probar con un prototipo de barra, que además de ser funcional y accesible tenga una propuesta de valor para nuestros clientes, mejorando la experiencia de compra y ofreciendo un producto con entrega inmediata”, contó Aybar a nuestro medio. 

Del emprendimiento tucumano está a cargo Aybar junto a Jimena Cepeda, ambos llevan adelante este proyecto a través de las redes sociales. “No tenemos un local físico, sino que vendemos mediante E-commerce, totalmente online, a través de los canales que nos ofrecen Instagram, Facebook y WhatsApp”, sostuvo Aybar


Respecto a cómo consiguen los insumos para su negocio, el tucumano nos contó que trabajan con distintos proveedores donde analizan la calidad, el precio y los tiempos de entrega. 

En esta línea, teniendo en cuenta que en algunos casos el parate fue fundamental para empresas que se encargan de proveer los materiales, Aybar nos comentó que durante la pandemia aprendieron sobre la importancia de proyectar a futuro y tratar de prever sobre todo por la mutabilidad de los procesos normales de entrega y costos de insumos. “Aun así nos vimos afectados por la volatilidad de los precios, en especial con el aumento de los impuestos a la pauta publicitaria en redes sociales.”, agregó. 

Asimismo, Aybar comentó: “Cuando empezamos con la venta tuvimos que instalar la idea y de a poco empezaron a llegar las consultas. A los tucumanos le gustó la propuesta de reinventar el espacio y transformarlo en un lugar agradable, y todavía continuamos en este proceso”, indicó.

Debido a que en nuestra provincia de a poco se van flexibilizando algunos sectores como bares, restaurantes y próximamente quizá se habiliten cines y teatros, quisimos saber cómo impactan estas medidas en las ventas de “Barras Balconeras”, ya que los tucumanos ahora sí salen un poco más de sus hogares. 

“La flexibilización de la cuarentena no nos preocupa porque nos dimos cuenta que las personas se empezaron a conectar de una forma diferente con los espacios de sus hogares, y a la barra se le fueron dando de los más variados usos, como hacer home office, disfrutar de un buen libro, tomar unos mates o hasta compartir una cena romántica. Y por supuesto tener un lugar ya listo para cuando puedan recibir a sus amigos. Por ahora no nos sentimos afectados, pero la realidad de emprender en una época como esta nos lleva a estar en un proceso de aprendizaje constante, con errores y aciertos buscando crecer como emprendimiento”, explicó Aybar a IN Tucumán. 

En el transcurso de la entrevista, quisimos saber cuáles son las barras más solicitadas por los tucumanos. “Cuando arrancamos nuestro emprendimiento teníamos claro que queríamos ofrecer la mejor experiencia de compra posible sin demoras, ni trabas. Después de evaluar distintas opciones, diseñamos una barra estándar que se pueda adaptar a la mayoría de los balcones de Tucumán. Este modelo estándar lo producimos en un taller de forma continua para asegurar stock constante en nuestro emprendimiento. La novedad de nuestra barra es que no es a medida ni por encargo sino que se entrega de manera inmediata, y cualquiera puede instalarla, sin ayuda, ni herramientas”, concluyó Aybar

De esta manera, muchos balcones de los edificios tucumanos se convirtieron en un espacio de relajación que se puede disfrutar en cualquier momento del día, ya sea durante la mañana con unos mates de por medio, también una cena con tu pareja al ritmo de la música, etc. En definitiva las barras balconeras llegaron para brindar un espacio para estar y disfrutar. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: