?

A pesar de la pandemia, Martín Senco Inmobiliaria apuesta a nuevos proyectos y a la experiencia de más de una década

En un rubro en cual es difícil perdurar, la empresa apela a la transparencia como característica principal para sostener el negocio. 

Image description

En el marco de una nueva entrega de Info Inmobiliario, Romina Parané, profesional del rubro inmobiliario, dialogó con IN Tucumán para ahondar en detalles acerca del trabajo que lleva a cabo junto a su socio en Martín Senco Inmobiliaria. Esta empresa surgió hace más de una década y, a pesar de los vaivenes económicos y sociales del país, logró perdurar en la industria gracias al compromiso, honestidad y transparencia. 


Martin Senco Inmobiliaria nació como un sueño de progreso. Somos dos socios, Martín Senco y yo. Martín llevaba muchos años en el rubro, comenzó como gerente de administración de Inmobiliaria Feler y luego pasó al sector ventas y no paró”, detalló.

Luego, comentó cómo fue que se conocieron y se introdujeron en este negocio que ya lleva más de una década. “En el año 2010 nos conocimos de casualidad en una operación inmobiliaria, él ya tenía fija la idea de comenzar su propio negocio y, sin querer, comenzamos más que eso, formamos, además de una empresa, nuestra familia”, señaló.

Tras varios años en el rubro, Martín tiene en claro qué es lo que le permite a la empresa perdurar en el negocio. “Hoy después de más de 10 años en el mercado como Martín Senco Inmobiliaria, sostenemos que lo que nos mantiene en pie, después de tantos líos económicos, es nuestra buena manera de trabajar con la verdad, transparencia, experiencia, pasión, compromiso, honestidad, y ser nuestra palabra en un rubro donde la confianza es lo esencial. “Cuando comenzamos éramos desconocidos para el público en general, fuimos la primera inmobiliaria en trabajar redes sociales, cuando recién arrancaba Facebook y todavía  la gente compraba el papel para ver qué oferta inmobiliaria había”, añadió.


Nuevos proyectos 

La empresaria aseguró que la actividad de la empresa es variada dentro de este rubro y se refirió a los proyectos de la compañía. “Nos dedicamos a la intermediación en la compra venta de inmuebles, alquileres, hacemos tasaciones y tenemos un equipo de trabajo especializado en remodelaciones y hasta construcción de propiedades. Abarcamos ciudades como San Miguel de Tucumán, Yerba Buena, Tafí Viejo, Concepción, y la zona Norte: Los Nogales, Las Talitas”, indicó.

“Tenemos algunos proyectos en cartera, pero por ahora en suspenso. Invertir en ladrillos es siempre la mejor opción a lo largo de la historia, es lo que perdura. Hay modas estacionales ofreciendo otros tipos de inversión, que a la larga no son tan rentables ni seguras como poner tu dinero en bienes raíces”, explicó Parané.

El hecho de iniciar explotando las redes sociales, hizo que el público de la empresa fuera bien marcado aunque, más adelante, el mismo se fue multiplicando. “Nuestro primer público fueron los jóvenes. Por medio de ellos, sus padres, abuelos, primos, tíos y así. Nuestro trabajo siempre fue recomendado, así que conocimos un montón de propietarios que nos confiaron su inmueble”, afirmó el empresario.

“La pandemia generó un movimiento importante de desplazamiento de familias y personas aunque suene incoherente porque el fin fue mantenernos quietos. Tuvimos, y tenemos, una alta demanda de alquileres de vivienda, algo sorprendente. La vigencia de la nueva ley de alquileres provocó cambios importantes, como la actualización anual de los valores, la intromisión del Estado en los porcentajes de incrementos y la obligación del registro de los contratos en AFIP. Esto provocó la caída de la oferta y, por ende, la suba de los alquileres.  Esperamos que la ley sea derogada, atenta principalmente contra el inquilino porque genera incertidumbre sobre el verdadero costo de su locación y ahuyenta a los propietarios para ofrecer sus inmuebles”, agregó.


Asimismo, la profesional precisó que “las nuevas reglas en este tipo de negocios es la incertidumbre, precios inflados y poca oferta”. “También creó nuevos dueños. Hay muchas personas que vieron disminuidos sus gastos y eso generó un cierto ahorro. Hubo mucha venta de terrenos y el aumento del dólar posibilitó a muchos llegar a su primer terreno o su primer monoambiente. Ahí es donde intentamos ser nosotros la primera opción de consulta, ofreciendo diferentes alternativas, propias y de colegas”, puntualizó.

“Las inmobiliarias matriculadas trabajamos en redes, compartimos la mercadería a fin de satisfacer la demanda de nuestros clientes. Esto es muy importante, todavía hay una parte importante del público que desconoce que el corredor inmobiliario es un profesional colegiado y para intermediar debe estar matriculado. Estamos en constante capacitación sobre todo en el contexto actual”, finalizó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: