Río Azul Ingeniería SRL logró saltear la crisis que desató la pandemia (claves y proyectos que han consolidado a la empresa tucumana como la más solicitada del NOA) 

Con 50 años de trayectoria, la firma continúa con sus trabajos en su planta industrial ubicada en la capital tucumana. Conocé su historia a través de una entrevista que accedió IN Tucumán con los dueños de la empresa.  

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Río Azul Ingeniería SRL es una empresa tucumana que se dedica a diseñar, fabricar y realizar el montaje de naves industriales. La firma está a cargo de la contadora y licenciada en Administración de Empresas, Cecilia Rey y el ingeniero Raúl Rey

La planta industrial está ubicada en la calle Lavalle 2974 de la capital tucumana. “En nuestra planta industrial fabricamos cada pieza, con importante equipamiento, vehículos y maquinarias, y lo más importante es que contamos con un gran equipo de Recursos Humanos que conocen su oficio, capacitados y en constante formación. En el mismo domicilio están nuestras oficinas administrativas”, explicó Cecilia Rey a IN Tucumán


Inicios 

La empresa inició con sus actividades en 1998 en el rubro de construcciones metálicas y herrería, con el pasar de los años y mucho esfuerzo, la firma tucumana fue perfeccionando sus productos y servicios. “Logramos importantes obras en nuestra provincia y en el Noroeste argentino”, agregó Rey. 

“Actualmente, nuestra actividad principal es la construcción metálica de depósitos, naves industriales, centros de distribución y centros logísticos para el comercio y/o la industria; y en menor escala, realizamos trabajos de herrería a pedido del cliente. Asimismo, brindamos alquiler de inmuebles (depósito) de nuestra empresa a terceros”, detalló Rey a nuestro medio. 

Respecto a los clientes, la empresa tucumana cuenta con un amplio público que solicita de sus productos y servicios tanto de San Miguel de Tucumán como en el interior de la provincia. “También realizamos trabajos en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja y Jujuy”, señaló una de las dueñas de la empresa. 

Efectos de la pandemia 

Río Azul Ingeniería permaneció dos meses sin actividad en el marco de la pandemia y sus respectivas restricciones, pero desde la firma afirmaron que “no han tenido pérdidas personales”. Asimismo, explicaron a IN Tucumán que cuando pudieron regresar a sus actividades (cumpliendo con todos los protocolos establecidos) continuaron con los trabajos que tenían antes de la pandemia. 

“Nuestro sector, por efectos de la pandemia, sufrió cambios, pero continuamos trabajando adecuándonos a las nuevas circunstancias”, expresó Rey

Según la página web de Río Azul Ingeniería SRL, la firma cuenta con más de 50 años de experiencia, y de acuerdo a esta trayectoria quisimos saber cómo se encuentra actualmente la empresa teniendo en cuenta los vaivenes de la economía, y la inflación actual en la provincia. 

“Esta empresa nació gracias al empeño de nuestros padres, con un ordenado taller, adquiriendo de a poco los elementos necesarios para su trabajo. Los primeros trabajos en techos fueron con reticulado y durante tres décadas fue así, el proceso se fue perfeccionando y llegamos a lo que hoy construimos, que son naves industriales de pequeñas a grandes superficies”, indicó Rey.

“Los vaivenes de nuestra economía hicieron agudizar el ingenio en las difíciles circunstancias que pasaron, hubo créditos que demoraron más de lo planeado en cancelarse, ganancias y pérdidas pero el optimismo y el no bajar los brazos en ningún momento hizo que llegáramos a los que somos hoy. Asimismo, se priorizó el cumplimiento en los trabajos contratados, sin perder de vista nuestra meta principal que es siempre mantener a los clientes conformes, ese slogan nos representa”, explicó Rey a nuestro medio. 

Valores de la empresa, y organización del equipo de trabajo  

“Nuestros valores desde el comienzo siempre fue y es dar cumplimiento a lo pactado con nuestros clientes, hacer un buen trabajo perfeccionando y haciendo más eficientes los procesos. Una vez cerrado el trato con nuestro cliente, consideramos que somos parte de su equipo, y tenemos que trabajar para dar verdaderas soluciones a sus necesidades”, enfatizó Rey

Teniendo en cuenta que la pandemia no ha finalizado ¿cómo proyecta la compañía tanto en un corto, mediano o largo plazo respecto a lo económico de la firma?

“En este país es muy difícil proyectar hacia adelante, pero estamos permanentemente buscando eficiencia y eficacia en procesos para brindar el mejor curso de acción, todas nuestras inversiones son pensadas a largo plazo”, añadió Rey

Por último, Río Azul Ingeniería brindó un mensaje para aquellos emprendedores que todavía no se han animado a ejecutar sus proyectos, independientemente del contexto actual debido a la pandemia. 

“El emprendedor es la persona que asume riesgos para lograr objetivos, el emprender implica tener un plan, poder planificar para luego controlar resultados. Tener un proyecto, un objetivo, implica trabajo, y mucha pero mucha constancia, y no detenerse, y además enfrentar los vaivenes de la economía nacional”, concluyó Cecilia Rey

Podrás observar los trabajos de Río Azul Ingeniería SRL en su página web haciendo clic aquí. También en sus redes sociales, en Facebook aquí y en Instagram ingresá aquí

Tu opinión enriquece este artículo:

¿Adoptarías este bebé? Respiran, abren la boca y hacen pis (cómo son y cuánto cuestan los muñecos hiperrealistas que podés encargar “a medida”)

(Por Soledad Huespe) Hay gustos para todo. De eso no hay dudas. Para jugar, también. En Europa se impone una tendencia: se trata de bebés hiperrealistas hechos de silicona a pedido de cada cliente: se puede elegir el sexo, el color de ojos, de pelo y hasta de piel. El precio de cada bebé “en adopción” oscila entre los 750 y los 2.200 euros y no tenés que esperar 9 meses para tenerlo, en 2 ya está confeccionado. Impacta, ¿no?

Sano orgullo versus falsa modestia (¿es conveniente tener un perfil permanente en las redes sociales?)

(Santiago Iñiguez de Onzoño, IE University) Una parte significativa de la identidad de muchos profesionales se refleja en su actividad en las redes sociales. Se comparten fotos, opiniones, artículos, comentarios y adhesiones a las contribuciones de otros. Esto ha llevado a muchos reclutadores a examinar la presencia digital de los candidatos que aplican a puestos de trabajo en sus empresas.