No resistió a la crisis: Bigote's “una eterna costumbre” que quedará en el recuerdo de todos los tucumanos 

El panorama de la gastronomía tucumana se empieza a ensombrecer, y esta vez el recinto sagrado y adorado por muchos tucumanos ubicado en pleno centro de la Capital comenzó a sentir la crisis cuando inició la pandemia, al punto de no poder sostenerla. Su dueño decidió bajar sus persianas definitivamente. 

Image description

Hace más de tres meses, un grupo de tucumanos había iniciado una movida solidaria a través de WhatsApp para salvar el bar Bigote's del cierre de sus puertas debido a la pandemia. Sus fieles clientes no iban a permitir que el clásico rinconcito ubicado en 25 de mayo al 400, que llevaba más de 30 años en funcionamiento, llegara a su fin. 


Por este motivo, apenas se enteraron que Pantera (como se conoce popularmente al dueño) estaba analizando cerrar, comenzó esta iniciativa. “La idea es hacer una velada virtual con vivos y grabaciones de bandas, actores, show de stand up, todo con la intención de recaudar fondos pura y exclusivamente para sostener al bar. También venderemos números donde sortearemos premios que fueron ofrecidos por mucha gente. Desde clases, libros, ropa y todo lo que voluntariamente van a aportar a la causa”, había comentado Verónica, asistente del local en el mes de mayo.

Al parecer, ante las nuevas restricciones que se han implementado en la provincia la semana pasada, que implicó el cierre de bares y restaurantes entre otros rubros, Bigote's no aguantó más y ayer decidió cerrar sus puertas definitivamente. En las redes sociales, sus clientes manifestaron su tristeza, sus recuerdos se plasmaron en los comentarios de ese emblemático lugar que reunía a grupos de amigos, actores y músicos de la provincia;  un recinto sagrado conocido como Bigote's “Una eterna costumbre”. 

En esta línea, el titular de la Unión de Hoteles, Bares y Restaurantes, Ernesto Gettar afirmó que las nuevas restricciones agravan el sector. “Nuestros negocios no son parte del problema, sino de la solución. Según lo que uno lee y escucha, los grandes contagios se produjeron en las reuniones sociales y clandestinas. No se dieron en nuestros establecimientos, donde se cumplen con los protocolos”, señaló el directivo. 

Asimismo, solicitó una reunión con autoridades del gobierno para plantear sus pedidos. “Hay 10.000 o 12.000 familias detrás de esto. Necesitamos urgente encargarnos del tema. No creo que la forma sea peleando, sino buscando soluciones de forma conjunta”, enfatizó.  “Calculamos que entre un 20% y un 30% de los locales ya bajó sus persianas”, manifestó.


Como podemos observar, la pandemia no da tregua a los diferentes sectores económicos de Tucumán, y lamentablemente, semanas atrás, te informamos que el bar Johnny B. Good, ubicado en Yerba Buena también sufrió el impacto de la crisis derribando sus planes de progreso. La grave situación económica que atraviesa el sector los obligó a cerrar sus puertas, aquí.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: